viernes, 30 de abril de 2010

LA FIRMA DE HOY: DAVID RODRÍGUEZ JIMÉNEZ MURIEL





Es pretensión de este blog invitar a firmas prestigiosas o más anónimas a dejar su opinión como forma de enriquecimiento para todos y, al mismo tiempo, para vestir de distintos matices este espacio de opinión.

Gracias a Dios, me he rodeado de buena gente, y de buenos amigos que están dispuestos a echarme una mano en esta aventura.

Para comenzar, y como excepcional padrino, comenzamos con unas líneas de mi amigo David Rodríguez Jiménez Muriel.

De todos es conocido su exquisito gusto literario, su capacidad para crear composiciones repletas de contenido para ser reflexionado, y revestidas de la más fina y delicada literatura, haciendo del recurso literario, un instrumento de exaltación de la escritura y motivo de regocijo para el lector.

Sería una obviedad hablar de David en este foro, puesto que, practicamente todos los que visitéis este dominio, estoy seguro de que le conocéis. No obstante, a aquellos que aún no hayáis tenido el gusto de descubrirle, os remito a su blog, La Alacena de las Ideas, (pinchad y os llevará a él), para encontraos con un artista de la pluma y de la reflexión.

Sin más, os dejo con su artículo:

"

Caído se le ha un blog... (*)

Cuando se inicia un proyecto, véngase a llamar como se quiera, genera una expectación sana e ilusionante en el gestor y en los que saben del futuro parto. Algo así ocurre con el casi nuevo y pujante mundo de los blogueros.

Descubrí de la mano del que rige este nuevo universo el concepto y la forma del Blog, hace tres años, tantos como los que cumplirán los espacios que Jesús Ortiz y servidor mantienen aún en activo. No sé por qué, pero se mantienen en activo. El de Jesús viene a ser padre de este que ahora empezamos. Su doblete obedece a una cuestión cofrade, porque hacía falta un espacio reservado en su totalidad a lo cofrade.

El blog es una de las herramientas de comunicación de mayor calado, facilidad de absorción e inmediatez informativa. Basta un listado de diez, quince bitácoras en red para que uno se haga una interesante idea de aspectos sociales, de actualidad y culturales. El ejercicio diario de repaso al listado de blog suele ser un hábito que tomé como sana costumbre; vienen firmados desde distintos puntos de España, y me ofrecen conceptos artísticos, noticias y por supuesto, visiones cofrades que me hacen pensar.

El retranqueo tiene la misión de ofrecernos todo eso. Se suma a dos clásicos de la cultura bloguera-cofrade motrileña: La Judea y Crónicas Cofrades. De ahora en adelante, esta tríada ha de constituir una visión siempre personal de lo que acontece en torno a una manifestación del calado popular y patrimonial (que lo religioso, como al militar sobre el valor, se le presupone) único. Obviamente, también en Motril.


De El Retranqueo espero claridad meridiana. No basta con que las cosas se intuyan, hay que decirlas como son. El autor no se juega el puesto de trabajo, a Dios gracias, que sus esfuerzos le ha costado la casi seguridad laboral. El autor, no come con los dimes y diretes de nadie y ha demostrado siempre una valentía nada arrogante pero clara, clara y directa. Espero que no decaiga en eso, porque a los cofrades de Motril hay que decirles la verdad. Y esta es que tenemos una Semana Santa muy por debajo de la que merece la ciudad, de la que debiera tener la ciudad, y por supuesto, del respeto necesario al ciudadano católico.

Y podremos buscar la cuadratura del círculo, pero es una realidad aplastante. Nuestra Semana Santa necesita reactivarse bajo el sostén de dos elementos que últimamente se tambalean: la fe (y a quien le produzca extrañeza estoy convencido que en una peña gastronómica encontrará su espacio) y la cultura. Y sobre esta última debe gravitar la intención y la actuación del cofrade motrileño y en especial, de quienes tienen mucho que decir, porque pueden y porque están para ello capacitados. Confío en que a esa llamada responda El Retranqueo.

Nace un lugar nuevo y se espera como al recién nacido. Nadie sabe si terminará pareciéndose a su padre, o sacará la malafollá del abuelo. Lo cierto es que con un blog pasa igual; al principio, el autor se desvive en atenciones que se refrenan con los meses hasta que alguien suele dar un humorístico toque de atención, sugiriéndote mayores empeños en las actualizaciones del blog. Al fin, o esto gusta mucho y el concepto romántico del altruismo gana la partida, o la bitácora informática se deshoja y termina en el olvido.


A Motril, lo motrileño y lo cofrade de esta ciudad le hacen falta muchas cataplasmas, muchas cuitas e insuflaciones. Y conviene a veces que el que las ponga y distribuya lo haga desde la cordura natural que le es propia a alguien con temple, mesura y efecto. El autor de El Retranqueo, puede ser el candidato idóneo. Todo sea para que al cabo del tiempo, el que él mismo pierda en actualizaciones, búsqueda de fotos, diseños, maquetaciones de entradas y mucha reflexión para encontrar el tema idóneo y su idóneo tratamiento, dé sus frutos.

El recién nacido ya llora. Espero que los lectores sepan acunarlo en sus brazos, en los buenos y malos momentos. Sea mi enhorabuena por el parto. Literario, ¿eh?.

(*) Sirva el título de homenaje a don Lope de Vega.

"

6 comentarios:

Memoria Histórica de Motril dijo...

Muchas felicidades por este pedazo de blog.

Frayle dijo...

Pues bienvenido sea este nuevo espacio para el regocijo espiritual y literario de los buenos cofrades.

Gerardo Martín R. dijo...

...tan solo resta batirse...

Varadepalio dijo...

Está primera entrada es el comienzo de un proyecto que promete y como no iba a ser menos, tu hermano David el que diera el pistoletazo de salida, me gusta...

Anónimo dijo...

Hola, muy interesante el articulo, felicitaciones desde Chile!

Anónimo dijo...

Interesante articulo, estoy de acuerdo contigo aunque no al 100%:)